Gabinete FIOS (Fisioterapia y Osteopatia) - Madrid
Gabinete FIOS (Fisioterapia y Osteopatia) - Madrid
Osteopatia estructural Método de trabajo basado en el aspecto mecánico de la disfunción. El osteopata buscará corregir mediante distintas técnicas manipulativas (o de thrust), técnicas movilización cápsulo-ligamentosa, técnicas de músculo-energía, técnicas miofasciales, etc, la problemática disfuncional que manifieste el paciente. Osteopatia visceral Rama de la osteopatia que se ocupa de la normalización de las funciones propias de las vísceras y órganos. Se ocupa de reestablecer la movilidad del órgano o víscera, la motilidad y sus funciones internas.  Osteopatia craneal  Disciplina dentro del campo osteopático que estudia la relación entre las distintas suturas craneales y los movimientos intrínsecos de cada hueso del cráneo. Este movimiento es denominado movimiento respiratorio primario (m.r.p). El tratamiento osteopático craneal no sólo mejora la relación de motilidad y movilidad de los huesos craneales, sino que influye indirectamente sobre las relaciones cerebrales. Honestidad con nosotros mismos Y esta es la razón por la que cada osteópata emplea el método de tratamiento que mejor se adapta a sus condiciones personales. Pongamos un ejemplo, si mi tendencia es ser una persona activa, deportista, enérgica,...seguramente mi tendencia natural será emplear técnicas de osteopatia estructural. Sin embargo, si mi personlidad es sosegada, cariñosa, posiblemente mi tendencia me llevará a técnicas fasciales, osteopatia visceral y craneal. Lo ideal, es que tu osteopata sea capaz de combinar las modalidades de tratamiento osteopático y enfoque su diagnóstico cubriendo todas las necesidades del paciente. Y es que una sesión de osteopatia no termina cuando sales de la consulta del osteopata en madrid, termina cuando tu organismo ha encontrado su punto de equilibrio.
Siempre pensamos que no nos puede suceder a nosotros... la probabilidad es de 1 millón a 1...y es entonces cuando sucede... Os cuento, eran las 18:05 horas, cuando se presenta en consulta mi último paciente del día, un viernes, por fin terminaba la semana. Pero en este caso, no se terminó para mi. Os explico, mi paciente de las 18:00 llega puntual, es la segunda vez que me visita, y por tanto su nivel de confianza respecto a mi ha ganado enteros, de ahi que el trato sea más coloquial. Pasamos a la consulta, y comienzo con las preguntas de rigor, hace mas de 7 días que realizamos el anterior tratamiento, y según nuestro plan de trabajo, hoy será el último tratamiento que necesitará. Pero cuánto me equivocaba. En una primera toma de contacto percibo que se trata de algo más serio que de una simple cervicalgia, me expica que ha sufrido una caída hae unos días y que desde entonces la sensación de mareos y naúseas se ha visto incrementada. Interrogo sobre posibles disfunciones a nivel craneal, le pregunto por dolor de cabeza, cefalea congestiva, cefalea pulsátil...etc. Y la pregunta más repetida en consulta...¿alguna cirujía?...Su respuesta:"no". Pero, es de estas vez que suena a no lo recuerdo muy bien...en fin. Bien, pues pasamos a valorar su estado físico a fin de determinar qué puede estar sucediendo. Decido empezar por un test postural, me interesa conocer el funcionamiento de sus captores posturales (aquellos órganos que regulan nuestro esquema postural), pues empiezo con un clásico: test de Romberg. Y mi sorpresa...leve balanceo posterior y lateral derecho, no hay signos evidentes de una afección mayor. Continuo valorando sus reflejos oculares, acústicos...nada relevante. Pasamos a la camilla, le pido que se coloque en decúbito supino (tumbada bocaarriba), y comienzo con una palpación de la región cervical y es entonces cuando palpo una superficie cilíndrica en el lado derecho que parte de la región occipital y se dirige hacia la zona del manubrio esternal. Preguntas de rigor...¿sientes dolor a la palpación? y ¿de qué se trata? (recordemos que no ha sido intervenida quirúrgicamente...). Y en ese momento su memoria comienza a trabajar y me comenta que de pequeña, sí, fue intervenida de un problema craneal, que obviamente no recuerda. Conclusión...DERIVO el caso a los servicios sanitarios para obtener más datos antes de iniciar un trabajo cervical.
A día de hoy, el dolor de hombro es una de las consultas más frecuentes en el ámbito de la salud. Según datos extraídos de diversos artículos, éste dolor se relaciona habitualmente con un exceso de movilidad de la articulación (limpiador@s) o bien el soporte de cargas elevadas (mecánic@s). Sin embargo, el problema surge cuando estos factores predisponentes no se producen, entonces, ¿qué explicación darle a esta patología?   Antes de continuar, me gustaría comentar los múltiples diagnósticos médicos que encontramos para definir el dolor de hombro. ● Periartritis: inflamación de los tejidos circundantes a la articulación del hombro. ● Tendinitis: inflamación de un tendón próximo a la articulación, generalmente se habla del biceps braquial, manguito de los rotadores (supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular). ● Omalgia: simplemente, dolor de hombro, sin pararse a valorar el por qué. ● Capsulitis: es la limitación en todos o casi todos los movimientos del hombro, puede conllevar dolor o no. También suele llamarse hombro congelado. Seguramente, si usted padece dolor de hombro, haya sido incluíd@ en alguno de estos criterios. Bien, pues usted, tiene que saber que su problema tiene solución, y no debe pasar esta solución, únicamente, por la ingesta de antiiflamatorios, analgésicos, miorrelajantes y demás medicamentos.   La solución de su dolor, va a depender del diagnóstico que se realice del mismo, considerando su dolor como lo que es, un síntoma y nunca una patología en sí misma. Por esto, desde la osteopatía, seremos capaces de advertir qué tejido, estrucura, función se está viendo más alterada, de forma que intervengamos sobre ella con el consiguiente alivio del síntoma doloroso sobre el hombro. Esto significa que es muy probable que su dolor no tenga una causa localizada exclusivamente en su hombro, sino que lo más común es que la causa provenga de otra región corporal. Una vez establecido un diagnóstico, pasaremos al tratamiento, que pasará por reestablecer el equilibrio global del paciente, eliminar las causas principales de su patología, mejorar su respuesta neurovegetativa, y en consecuencia se eliminará el dolor en la región del hombro.
10.09.2015
Juan Garcia
Ningún comentario
“El principal problema que afecta a la salud de los españoles es el DOLOR CERVICAL”, esta es la conclusión extraída por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que revela que 1 de cada 4 españoles mayores de 16 años, aproximadamente 10 millones de personas, acude a su médico con esta dolencia. Pero, ¿qué podemos hacer desde la Osteopatía para solucionar el dolor cervical? Bien, lo primero que debemos tener en cuenta es que no todos los dolores cervicales tienen su origen en una problemática necesariamente cervical. Con esto quiero decir, que determinar el origen del problema va a ser la manera que tendremos de proponer una solución. Es por esto, que la osteopatia busca esclarecer que mecanismo o mecanismos patológicos han sido los  responsables de generar y mantener una dolencia cervical, también llamada cervicalgia. Para llevar a cabo este diagnóstico, los osteopatas nos servimos de diferentes herramientas que nos aporten una visión más global de la situación del paciente. De forma que tengamos la certeza de cuál ha sido la posible causa o causas primarias de la disfunción cervical. A menudo conferimos demasiada importancia al "dolor" y nos olvidamos que dicho dolor se debe a una alteración funcional del entorno. Por lo tanto, el osteopata tratará de devolver con diferentes técnicas de tratamiento la correcta funcionalidad cápsulo-ligamentosa, visceral o neuroendocrina para lograr sus objetivos, que TÚ DOLOR DESAPAREZCA. A veces después de la sesión, notamos una notable mejoría en relación con la mecánica local cervical, la sensación de dolor, mayor libertad de movilidad general...Sin embargo, aún persiste una leve molestia. No tenemos que pensar que el tratamiento no ha sido efectivo, simplemente considerar el hecho que no todos respondemos de la misma forma al tratamiento, y existe un importante condicionamiento emocional en cada dolor que deberemos resolver (estrés laboral, problemas familiares). En definitiva, la cervicalgia es una afección de creciente actualidad y que podemos intentar prevenir a través de la práctica de una actividad deportiva controlada (Por ejemplo, el método pilates) y solucionar mediante la ayuda del osteopata.

Gabinete FIOS

Juan García
Calle Marroquina 114

28030 Madrid

 

¿Necesita una sesión de tratamiento?

Escríbanos un WHATSAPP o llámenos al número de teléfono:

 

650 30 84 88

 

O utilice nuestro formulario de contacto

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
Todos los derechos reservados © Gabinete FIOS